domingo, junio 21, 2009

sazonando…









moras rojas en el nombre de mi cuna

con la pulpa tanteando pájaros y bocas

una maraña los deseos

un ovillo lo que por hacer hay hubo habrá

tierna seda que no quiebra

aborda

por un extremo desplegando vida

hacia las moras negras

concresoras de aromas y destino

areki











6 comentarios:

Dilman dijo...

Una visión onírica donde destila el tiempo en una intensa e idílica sensualidad sustentada en la pureza de los sentidos. Es el juego de la luz, la fruta y su perfume como estrategia de la vida.
Un abrazo Poeta!!!

©Claudia Isabel dijo...

Una imagen muy sensual Mabel: fruta, deseo, sangre...
Hermoso!
Te abrazo poeta

Siberia dijo...

Precioso poema. ¿Quién diría que unas moras rojas podrían ser tan sensuales?

mabel casas dijo...

dilman

la estrategia de la vida
sí es eso
donde los sentidos se exprimen al máximo para conseguir vivenciar lo que está en el camino y no sucumbir en el intento
gracias por tu comentario de interior a interior

cariños amigo!!

mabel casas dijo...

claudia

todo se mezcla sensación,pulpa, rojo
deseo en la música de vivir, aún en el silencio, más en dos


cariños y gracias por tu paso

mabel casas dijo...

Siberia

gracias por el ida y vuelta,continúo

cualquier fruta tiene una cuota de sensualidad según como la sabores y sazones...no?

cariños