domingo, junio 28, 2009

andarse…












un escaso aviso de horizonte en desprogresión hacia la noche

después

anonimatos

el viaje un surco canteras el barro los asfaltos

y el pueblo agradeciendo los olvidos imperiales

llegarlo olerlo contagiarse

de la forma humilde de las ropas

buscar los naranjales

reconocerse habitante emparejado de la tierra tras el beso

areki













6 comentarios:

María Evangelina Trabucco dijo...

Suena a rutina de rueda y dos ejes... No sabría decir por qué.
Algo de sulqui.

mabel casas dijo...

María Evangelina

por que extraños caminos
unos versos llegan en el otro
y rebotan en mi
sintiendo que diciendo otra cosa
es como en el sulky a donde quiere llegar el poema
esa rutina de rueda y dos ejes
ese andar parejo aú con hundidas en la huella y salidas pero adelante entre el silencio del camino...el andar dice su ritmo
gracias por la mirada
besos

María Evangelina Trabucco dijo...

creo que también por algo de infancia...

te dejo una invitación: www.elgritodelatinoamerica.blogspot.com

es una novela que estoy publicando en blog (se hace lo que se puede)
besos...

Dilman dijo...

Tal vez el nido del amor se teje a besos y allí puede descansar el corazón mientras emprende su poderoso vuelo. Todo paisajes, cuerpo, luz...se pueden condensar en único beso...
Excelente Mabel!!!

mabel casas dijo...

maría evangelina

sin duda lascosas de infancia quedan sulces o cicatrices...en mi caso me lo recordas vos ahora...el sulky en mi infancia ahora me queda dulce...
jajaj aunque el poema no tenñía un eso precisamente, pero unifica sensaciones parece

voy a leerte, prometoy hacer una novela es mucho, para lo que sepuede hppy, aún publicándola desde un blog
abrazos amiga

mabel casas dijo...

Dilman

se teje a besos a miradas a entenderse a pacificarse codo a codo

siempre es poesía lo que me dejás encomentario, bella!!
gracias
abrazos amigo !!